Actualidad

Principales lugares para conocer durante una estancia en Jaén

Jaén es una ciudad de Andalucía conocida como la capital del aceite de oliva, pero también está repleta de lugares sorprendentes para cualquier visitante. Cuenta con una amplia riqueza cultural debido a las diferentes culturas que se han asentado a lo largo de los siglos como griegos, fenicios, romanos, visigodos o cartaginenses, aunque si hay una cultura que ha dejado verdadera huella es la árabe. A continuación hacemos un repaso a los lugares más interesantes para conocer durante un viaje por la ciudad de Jaén.

https://cdn.pixabay.com/photo/2019/10/15/04/42/jaen-4550553_960_720.jpgFuente: Pixabay

Catedral de la Asunción

La Catedral de la Asunción el lugar más emblemático de toda la ciudad y repleta de anécdotas curiosas. El edificio fue construido por el arquitecto Andrés Vandelvira, muestra un estilo renacentista con toques barrocos pero si nos fijamos en la arquitectura de la fachada también encontramos detalles góticos debido a un periodo anterior a sus reformas del siglo XVI. En el interior se hallan diferentes obras de artes y objetos religiosos entre los que destaca La Verónica o el Santo Rostro, lienzo donde se considera que se plasmó el verdadero rostro de Cristo durante la pasión. Se guarda en la Capilla Mayor, estando visible para los visitantes todos los viernes. La Catedral se sitúa en pleno casco histórico de Jaén, en la Plaza de Santa María.

Convento de las Bernardas

El Convento de las Bernardas data del siglo XVI, un monasterio con gran belleza artística debido a su impresionante fachada, su gran patio conventual, pinturas de Angelo Nardi y otros tesoros que guarda en su interior. Además de visitas el convento dispone de 43 habitaciones individuales donde los viajeros pueden hospedarse para sentir una experiencia cercana a los antiguos religiosos. Por otro lado, encontraremos comida exquisita realizada por las propias mojas donde se recomienda su repostería, sobre todo las delicias de las monjas Bernardas. Una parada obligatoria para descubrir arte y tomar un tentempié.

Casino de Artesanos

El Casino de los Artesanos es un edificio que en el pasado formó parte del Palacio del Condestable Iranzo del siglo XV, de estilo mudéjar, antes de ser dividido en el siglo XIX en diferentes estructuras como el Teatro Darymelia, viviendas o el propio Palacio de los Marqueses de Bélgida que con el tiempo se convirtió en el Casino. La institución fue fundada por la clase obrera y artesanos para disfrutar actividades de ocio, tertulias, conciertos y demás. Actualmente se puede visitar para descubrir su hermosa arquitectura, obras de arte y también para conocer cómo funcionaba un local de entretenimiento durante la época. Un edificio que contrasta con los casinos modernos de hoy en día con numerosos juegos como las tragaperras online en William Hill disponibles directamente en teléfonos móviles. Sin duda, un lugar repleto de historia y otras actividades.

Basílica de San Ildefonso

La Basílica de San Ildefonso es un monumento creado para albergar los restos de Andrés de Vandelvira, arquitecto de la Catedral de Jaén. Presenta un estilo gótico y renacentista y además sirve de Santuario para la Virgen de la Capilla, patrona de la ciudad. La construcción es un símbolo de la reconquista de Jaén que hicieron los cristianos tras su toma. La Basílica no dispone de visitas turísticas, pero se puede entrar durante los horarios de misa.

Judería y Baños Árabes

https://cdn.pixabay.com/photo/2015/06/13/10/39/bathrooms-807874_960_720.jpgFuente: Pixabay

La Judería de Jaén se encuentra entre las más famosas de España, junto a las de otras ciudades como Córdoba o Toledo. Se sitúa en el barrio de Santa Cruz  junto a la Catedral, un lugar para perderse por sus calles con las que enamorarse de Jaén. Por la zona está el Palacio de Villardompardo con uno de los baños más antiguos de toda Europa, una oportunidad para desconectar y relajarse en sus aguas.

Sin lugar a dudas, Jaén es una ciudad repleta de rincones memorables y repletos de historia. Una ciudad que merece la pena conocer para dejarse llevar por el encanto de sus calles, edificios y gente.